La primera foto de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en campaña fue en un municipio K

El Presidente y María Eugenia Vidal eligieron Berazategui, un municipio gobernado por el kirchnerismo para posar en la primera foto luego del inicio formal de la campaña rumbo a octubre. Se trata de una estrategia que el oficialismo repetirá en las próximas tres semanas: tal como publicó Clarín días atrás, cree poder penetrar y captar en votos en municipios y barrios donde Cristina se impuso con comodidad en las PASO.

La actividad que eligieron Mauricio Macri y la gobernadora bonaerense para mostrarse juntos esta mañana tiene que ver conla intención del Gobierno de mostrar iniciativa hacia los sectores más vulnerables: se reunieron con Lucila Godoy, presidenta de una cooperativa textil que recibe ayuda del Estado para continuar con su proceso de desarrollo.

Acompañados por la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley, Macri y Vidal “se interiorizaron del funcionamiento y la expectativas de la cooperativa Osito Feliz”, según precisó Presidencia en un comunicado. La actividad no fue informada oficialmente antes de que se concretara: en el macrismo buscan evitar exponer al jefe de Estado a escraches K. Y son especialmente cuidadosos cuando desembarca en distritos con intendentes alineados con Cristina Kirchner, como es el caso de Juan Patricio Mussi, jefe comunal de Berazategui.

La cooperativa Osito Feliz, que por mes produce unas 400 prendas para niños, guardapolvos escolares y uniformes de trabajo y emplea a 14 personas en dos turnos; inició los trámites para comprar una ojaladora, una botonera y una máquina de coser a través del proyecto “Manos a la Obra del Ministerio de Desarrollo Social”.

La primera foto de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en campaña fue en un municipio K

Macri, con la presidenta de la cooperativa.

Además, según indicó el Gobierno, la asociación refaccionó el espacio laboral y compró herramientas y material con préstamos otorgados por el programa Trabajo Autogestionado del Ministerio de Trabajo.

Como publicó Clarín, de cara a octubre el oficialismo intentará avanzar en anuncios sectores y focalizados en los distritos más kirchneristas.

Aunque redoblará su esfuerzo en todos los municipios gobernados por los K, el plan estará enfocado especialmente en la primera y tercera sección electoral, donde Cristina consiguió el mayor caudal de votos en las PASO, y en los municipios más grandes del interior de la provincia.

En el comando de campaña de Cambiemos apuntan que para penetrar en el electorado K se hará un trabajo quirúrgico, con “anuncios más focalizados para cada barrio”. Esto es: promesas de campaña más concretas, más tangibles para esos lugares, y sin tanto tinte nacional, el perfil que se de campaña se acentuará de cara a octubre.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *